Viernes, 02 Noviembre 2012 00:00

7.*

Escrito por 

-    ¿Hamburguesas o pizza?

-    Pizza.

12:50 marcan las agujas del reloj de control del personal. Se me está pasando: hoy es viernes y el almuerzo lo paga la patronal, mi billetera, mis billetes, yo. Si fuera por mí, no comería: puedo llegar a saltar de dolor si mi muela hace aunque sea un mínimo contacto con sólidos nuevamente. Pero panza llena, corazón contento. Mentira: si estuviera acompañado por ella o por Ella mi corazón estaría más contento aunque mi panza esté totalmente vacía.

-    ¿Hamburguesas o pizza?
-    Hamburguesas.

La nueva tendencia empresarial indica que gestos como la compra del almuerzo durante la última jornada semanal, o la inversión en un acotado servicio de televisión por cable para el esparcimiento gradual, o el suministro de agua y café, cualquiera de estos tres actos por parte de la casa, fidelizan el compromiso del conjunto de los empleados. Tener o no tener puesta la camiseta, ésa es la cuestión.

-    ¿Hamburguesas o pizza?

Con un empate técnico entre los dos menús (pizza, elegida por Segundo en Experiencia, y hamburguesas, optadas por Nuevo), Empleado Encargado Con Llaves llega a mí. Como el mejor pupilo de Poncio Pilato, me distancio de cualquier decisión tomada por el pueblo hambriento de tantas cosas. Sentencio.

-    Me da igual.

En estos momentos noto que Empleado Encargado Con Llaves es el más apropiado para suplantarme si es que debo ausentarme. Los pequeños detalles hacen al todo. Ejecuta.

-    Hamburguesas entonces.

Empleado Encargado Con Llaves retira cien de la caja chica y me los entrega. Sí, lo del negocio es del negocio y lo propio es propio, jamás hay que mezclar.

-    Si cuatro personas no logran ponerse de acuerdo sobre qué comer un día viernes durante la hora del almuerzo, ¿qué podemos esperar de las decisiones de los jerarcas de turno sobre los constantes cataclismos que aquejan al planeta en los últimos tiempos? Digo, ¿no?

Cliente Profesional Devenido en Comerciante se hace escuchar. Cliente Profesional Devenido en Comerciante se hace escuchar, pero no entender. Cliente Profesional Devenido en Comerciante se hace escuchar, pero no entender, demostrando una superioridad tan oscura y amarga como el café que ingiere, depositando el pocillo contenedor con delicadeza sobre el mostrador.

Lo detesto.

-    ¿Qué es jerarcas? ¿Qué es cataclismos?

Nuevo es nuevo, muy nuevo, y desliza ésa, su pregunta sin saber que Cliente Profesional Devenido En Comerciante va a responder para anular tres puntos: el poder de concentración en el trabajo del mismísimo Nuevo, lo cual me perjudica económicamente y a él lo reconforta, ya que me ve como a un sencillo y detestable mercader que tiene más de lo que merece ya que no se cultivó en aulas varias; su frustración académica, situación que aborrece; mi paciencia. Pero no voy a dejarlo, porque el tiempo es dinero, el dinero es comida y la comida genera más recursos de labor.

Como en un videojuego de lucha, tanto Cliente Profesional Devenido En Comerciante como yo elegimos un personaje y combatimos para saber quién supera el obstáculo y escala hacia el siguiente desafío. Cliente Profesional Devenido en Comerciante podría optar por el personaje de SEÑOR SOBERBIA y yo por el de CAPITÁN MERCANTE. Nuevo vendría a ser como esos terceros maravillados frente a la pantalla: desea participar, pero conoce sus limitaciones. Es un duelo de tiempo infinito: vencerá quien logre caducar la fuerza del otro.

¡A pelear!

-    ¿Cómo “qué es jerarcas”? ¿Cómo “qué es cataclismos”? Nuevo, respetate y querete estudiando. Primero, correctamente sería “¿qué son jerarcas?” y “¿qué son cataclismos?”. Plurales, simples y divinos plurales. Si hubieras utilizado el verbo “significar”, otro sería el cantar. No es coherente que un chico tan joven y con tu capacidad de asombro…
-    ¿Alguien ya le facturó a Cliente Profesional Devenido En Comerciante?

SEÑOR SOBERBIA ataca de manera feroz, demostrando lo implacable de sus movimientos. CAPITÁN MERCANTE responde con una mínima embestida: la estrategia es hacer creer que los suyos serán pequeños y esporádicos avances.

-    … sí, ya me facturaron, aquí está la boleta.
Repito: no es coherente que un chico tan joven y con tu capacidad de asombro no se acerque hacia algún centro de estudios superiores para seguir interiorizando lo aprendido durante sus cursos secundarios, los mismos que…
-    Veamos. El importe es…

SEÑOR SOBERBIA siente que esos pequeños golpes de CAPITÁN MERCANTE le quitan algo de energía, pero está empecinado en enterrarlo lo antes posible. Lo empuja hasta arrinconarlo.

-    ¿Cuánto resulta el total?
Como te decía, Nuevo, para seguir interiorizando lo aprendido durante sus cursos secundarios, los mismos que, por lo menos en mi caso, me acercaron hacia el conocimiento de las geometrías comparadas, tema sobre el cual me especialicé y doctoré.
-    … quinientos treinta y ocho con…

CAPITÁN MERCANTE, con energía considerablemente baja, bloquea aún el asedio de SEÑOR SOBERBIA. Pero de a poco CAPITÁN MERCANTE se incorpora. Ya no se encuentra recluido en uno de los extremos inferiores de la pantalla: es un todo de furia contenida.

-    ¿A esa suma llegamos?
Nuevo, escuchame, te lo voy a repetir un sinfín de veces: no quiero pecar de orgulloso, pero el asistir a las más altas esferas del conocimiento permite que tu conocimiento se amplíe. El ejemplo más notorio es el mío, nuevamente. Las geometrías comparadas, en mi época, eran un sueño. Luego, con la teoría de los fractales, fue realidad. Y, es más, mis compañeros y yo llevamos esa situación a su máximo exponente: atravesamos las líneas de las ciencias formales y las de las ciencias humanas y teorizamos sobre la convergencia entre las más frías matemáticas y la más bella metafísica. Lo fractal de la realidad, lo fractal de los deseos, lo fractal de los sentimientos. Bah: lo fractal del amor. Un hermoso disparate al que aún le guardo cariño.
-    … con, con, con… cero ocho. Qué mal imprime esta impresora.
Bueno, listo: quinientos treinta y ocho con cero ocho. Pero los cero ocho dejémoslos, no me voy a morir por esa insignificante suma. Efectivo, ¿no?

CAPITÁN MERCANTE realiza un giro: salta sobre SEÑOR SOBERBIA y no lo deja desprotegido, sino desprotegidísimo. SEÑOR SOBERBIA nota su nueva situación y se hace eco de la misma.

-    Estoy sin dinero en billetes hoy. ¿Puedo retirar el pedido y abonar mañana? Debo entregarlo urgentemente a tres clientes.
-    No.

¡Perfecta combinación de golpes! ¡Puño alto, patada alta, puño bajo, patada baja! ¡SEÑOR SOBERBIA está confundido! ¡Los golpes de CAPITÁN MERCANTE lo dejaron conmocionado!

-    ¿Desde cuándo sólo se retiran los productos abonando en el momento y, para colmo, en efectivo? Vamos, tantos años de relación comercial… Hagamos así: me llevo la mercadería, entrego a mis clientes, cobro la totalidad de lo que me adeudan y hoy mismo por la tarde está un billete sobre el otro.
-    ¿Desde cuándo? Desde hoy. Y no, nuevamente no.

¡Uh! ¡El famoso truco “bola de hielo” de CAPITÁN MERCANTE paralizó a SEÑOR SOBERBIA! ¡Ya su energía está extinguida! ¡Adrenalina pura!

-    Pero, por favor… aunque sea que se me permita ir a uno de los clientes, el más cercano, y entregar… luego hacer un alto en mi casa que está de pasada para acá, tomar unos billetes más y volver… son unos pocos minutos…
-    No. No se va ni un suspiro de mercadería de este negocio sin haber sido abonada en efectivo. Y este es mi tercer no. Así que, bueno: no.

¡El final menos esperado! ¡El golpe fatal de CAPITÁN MERCANTE sentenció la suerte de SEÑOR SOBERBIA hacia un recóndito ocaso! ¡CAPITÁN MERCANTE gana!

Cliente Profesional Devenido en Comerciante se aleja del mostrador rumbo al exterior, con la mirada perdida en las baldosas, derrotado. Yo, encendido, más vivo que nunca, doy media vuelta y me retiro victorioso hacia la escalera que me separa de mi y única oficina. Al mismo tiempo escucho que Nuevo, quien hasta ese momento, afirmando mi teoría, conoció sus restricciones en el caso y ni siquiera gesticuló, recita.

-    Empleado Encargado Con Llaves, ¿qué son las geometrías comparadas? Y fractal, ¿qué es?

*Nota: este capítulo no tiene título. Es lógico.

Leído 5039 veces

Afiche cap.7

Un Dia De Vida
Diseño de afiche: Who is Tesla?

Capítulos